Acostumbrándose a los aparatos2018-04-19T14:08:11+00:00

ACOSTUMBRÁNDOSE A LOS APARATOS AUDITIVOS

Estos son algunos puntos que lo ayudarán a acostumbrarse a los aparatos auditivos:

  • Nunca son fáciles los inicios. Durante el periodo de ajuste de su audición, experimentara multitud de sonidos nuevos, esto puede llegar a resultar agotador. Tómese el tiempo necesario para acostumbrarse. Una actitud positiva y una firme determinación para oír y comprender mejor resultan factores fundamentales para que consiga acostumbrarse sin problemas.
  • El poder de una audición positiva. El esfuerzo y una actitud positiva son fundamentales para tener una mejor audición. La mayoría del éxito con sus aparatos auditivos dependerá de su deseo de aprender y de la determinación para aumentar la habilidad para escuchar. Para lograr una mejor audición, debe trabajar a diario. La habilidad para escuchar de nuevo se debe aprender otra vez, no solo se compra.
  • Oír y comprender implica más que solo sus oídos. Como no ha oído sonidos y ruidos normales por un tiempo, los sonidos amplificados por sus aparatos auditivos pueden ser extraños: metálico, artificial, y poco natural. Esto es porque está escuchando los sonidos de las frecuencias altas como /s/, /f/ y /k/ que se le habían escapado o que había oído de manera diferente por años. Su cerebro necesitara familiarizarse de nuevo con los sonidos de frecuencias altas del habla y los sonidos ambientales que se le han escapado. Cuando comienza a utilizar aparatos auditivos, puede que la transición a los nuevos sonidos que está oyendo tome de 4 a 6 semanas. A menudo toma un mes para que se sienta cómodo al utilizar sus aparatos auditivos.
  • Escuche mejor, más rápido. Una disciplina común de casi todas las personas que hacen la transición a aparatos auditivos de manera exitosa es la práctica. Es una inversión que va a requerir tiempo. Cuando ha iniciado la sesión las suficientes horas para que su cerebro se adapte de nuevo a los sonidos ambientales, podrá seguir con su vida sin pensar tanto en su audición.
  • Fijarse metas reales. ¡No se desanime, no se rinda! Es importante que sepa que los aparatos auditivos no le permitirán escuchar como lo hacía con su audición normal.
  • Concentrarse en su mejoría, no en los momentos negativos en donde sus aparatos auditivos no le permitieron escuchar lo que quería escuchar. La función de sus aparatos auditivos es ayudarle a escuchar mejor, no perfectamente.
  • Tal vez necesitara llevarlos a la Fundación por lo menos una o dos veces en el primer mes para ajustarlos de acuerdo a sus necesidades. Un poco de ensayo y error es lo que puede esperar.
  • Los sonidos “metálicos” que escucha son normales. Estos son suaves, de frecuencias altas que se le han estado escapando. Tenga paciencia mientras que su cerebro se acostumbra de nuevo a estos sonidos.
  • Al principio, su voz la podrá escuchar extraña. Algunos pacientes dicen que al principio suenan como si estuvieran dentro de un barril. Con el tiempo, sonara más natural.
  • El ruido de fondo es normal. Las personas con audición normal también lo oyen. No se rinda con los aparatos auditivos, porque el ruido molesta. Una mejor audición requiere que acepte pequeñas incomodidades.