Lenguaje2018-08-02T18:09:59+00:00

TERAPIAS DE LENGUAJE

Dificultad para recibir, enviar, procesar y comprender los conceptos, o los sistemas simbólicos verbal, no verbal y gráfico.

Dentro de los trastornos de Comunicación y/o lenguaje están:

La característica esencial de este trastorno es una deficiencia del desarrollo del lenguaje expresivo Las dificultades pueden aparecer en la comunicación implicada tanto en el lenguaje verbal como en el lenguaje gestual.

Las dificultades del lenguaje interfieren los rendimientos académicos o laborales o bien la comunicación social. En caso de retraso mental, déficit sensorial o motor del habla, o privación ambiental, las deficiencias del lenguaje son superiores a las habitualmente asociadas a tales problemas. Las características lingüísticas del trastorno varían en función de su gravedad y de la edad del niño. Estas características incluyen un habla limitada cuantitativamente, una gama reducida de vocabulario, dificultad para la adquisición de palabras nuevas, errores de vocabulario o de evocación de palabras, frases excesivamente cortas, estructuras gramaticales simplificadas, limitación de las variedades de las estructuras gramaticales (formas del verbo), limitación de las variedades de tipos de frases (imperativos, interrogantes), omisiones de partes críticas de las oraciones, utilización de un orden inusual de palabras y enlentecimiento en el desarrollo del lenguaje. El funcionamiento no lingüístico  y las habilidades de comprensión del lenguaje están situados habitualmente dentro de los límites normales.

El trastorno del lenguaje expresivo puede ser adquirido o evolutivo:

  • En el tipo adquirido se produce una insuficiencia del lenguaje expresivo tras un período de desarrollo normal a consecuencia de una enfermedad neurológica o médica.
  • En el tipo evolutivo existe una alteración del lenguaje expresivo que no está asociada a lesión neurológica alguna de origen desconocido. Los niños con este tipo de trastorno suelen iniciar su habla tardíamente y progresan con más lentitud de lo normal a través de los distintos estadios del desarrollo del lenguaje expresivo.

La característica esencial del trastorno mixto del lenguaje receptivo-expresivo es una alteración tanto del desarrollo del lenguaje receptivo como del expresivo que se sitúan sustancialmente por debajo de la capacidad intelectual no verbal. Las dificultades pueden darse en comunicaciones que impliquen tanto el lenguaje verbal como el lenguaje gestual.

Las dificultades del lenguaje interfieren el rendimiento académico o laboral, o la comunicación social y los síntomas no cumplen los criterios de un trastorno generalizado del desarrollo.

El trastorno puede manifestarse clínicamente a través de unos síntomas que incluyen un vocabulario sumamente limitado, cometer errores en los tiempos verbales o experimentar dificultades en la memorización de palabras o en la producción de frases de longitud o complejidad propias del nivel evolutivo del sujeto. Las dificultades del lenguaje mixto receptivo – expresivo interfieren el rendimiento académico o laboral o la comunicación social.

La característica esencial del trastorno fonológico es una incapacidad para utilizar los sonidos del habla evolutivamente apropiados para la edad y el idioma del sujeto. Puede implicar errores de la producción, utilización, representación u organización de los sonidos, por ejemplo, sustituciones de un sonido por otro (uso del sonido /t/ en lugar de /k/) u omisiones de sonidos, etc. Las deficiencias en la producción de sonidos del habla interfieren el rendimiento académico o laboral, o la comunicación social. El trastorno fonológico incluye errores de la producción fonológica (esto es, de la articulación) que comportan la incapacidad para producir correctamente sonidos del habla, así como una serie de problemas fonológicos de índole cognoscitiva que implican un déficit para la categorización lingüística de los sonidos del habla (dificultad para seleccionar los sonidos del lenguaje que dan lugar a una diferencia de significado). La gravedad oscila entre un efecto muy escaso o nulo sobre la inteligibilidad del habla hasta un habla completamente ininteligible. Habitualmente, se considera que las omisiones de sonidos son más graves que las sustituciones de sonidos, las cuales, a su vez, son más graves que las distorsiones de sonidos. Los sonidos que más frecuentemente se articulan mal son los de adquisición más tardía en la secuencia del desarrollo (l, r, s, z, ch), pero en los sujetos de menor edad o más gravemente afectados también pueden afectarse las consonantes y vocales de desarrollo más temprano. El ceceo (esto es, la articulación deficiente de sibilantes) es particularmente frecuente. El trastorno fonológico puede comportar asimismo errores de selección y ordenamiento de los sonidos en las sílabas y palabras (p. ej., sol por los).

La característica esencial del tartamudeo es un trastorno de la fluidez normal y estructuración temporal del habla, que es inapropiada para la edad del sujeto. Este trastorno se caracteriza por: frecuentes repeticiones o prolongaciones de sonidos o sílabas

También se observan otros tipos de alteraciones de la fluidez del habla, entre las que se incluyen interjecciones, fragmentación de palabras (p. ej., pausas dentro de una palabra) bloqueo audible o silencioso (pausas en el habla ocupadas o no), circunloquios (esto es, sustituciones de palabras para evitar palabras problemáticas), palabras producidas con un exceso de tensión física  y repeticiones de palabras monosilábicas (Yo-yo-yo le veré).

La alteración de la fluidez interfiere el rendimiento académico o laboral, o la comunicación social. La intensidad del trastorno varía en función de las situaciones y a menudo es más grave cuando se produce una presión especial para comunicar (ser preguntado en clase o entrevistado para conseguir un empleo). El tartamudeo suele no producirse durante una lectura oral, cantando o hablando a objetos inanimados o animales.

Es un cuadro que afecta la velocidad del habla, por ello omite palabras o silabas al hablar.

Lentitud anormal del lenguaje.

Esta categoría se reserva para trastornos de la comunicación que no cumplen los criterios de ningún trastorno de la comunicación específico; por ejemplo: un trastorno de la voz (esto es, una anormalidad del volumen, calidad, tono o resonancia vocales).

Alteración en la articulación de los fonemas o sonidos, bien sea porque se omiten algunos sonidos o por que se sustituyen por otros.

Se clasifican en:

  • Evolutiva: Mala articulación o distorsión de algunos fonemas. Normalmente desaparecen con el tiempo y nunca deben ser intervenida antes de los cuatro años sobre todo /R/ y sinfones.
  • Funcional: Es la articulación producida por un mal funcionamiento de los órganos articulatorios.
  • Audiogéna: Su causa de esta es deficiencia auditiva. El niño o niña que no oye correctamente confundirá fonemas que ofrezcan alguna semejanza al no poseer una corrcta discriminación auditiva.
  • Orgánica: que se divide a su vez en: Disartria: Si son afectados los centros neuronales cerebrales.
  • Anomalías o malformaciones de los órganos del habla: labios, lengua, paladar etc.

En el área de lenguaje se trabaja con niños, niñas y/o adolescentes, que requieren estimulación, corrección de la articulación de palabras, pronunciación, dicción, y expresión oral, para  favorecer su competencia comunicativa.

Se trabaja con:

Modelo holístico integral

El aprendizaje holístico es una forma constructivista de entender el aprendizaje, centrada en los procesos de adquisición de conocimientos, según el cual, el alumno adquiere una comprensión más profunda al establecer conexiones entre las distintas áreas de conocimiento, entre el individuo, las comunidades y el mundo.

Algunos teóricos, como Gardner (1999), Perkins (1992),  Wiggins y McTighe (1998), subrayan la importancia vital del aprendizaje reflexivo y del establecimiento de conexiones dentro de una pedagogía de la comprensión. Es decir: que los alumnos puedan reconocer las relaciones que existen entre las diferentes asignaturas y el mundo que les rodea, adaptarse a situaciones nuevas y combinar los conocimientos pertinentes con la inteligencia práctica y social a la hora de resolver problemas reales por sí mismos o en grupo.

principios básicos en que se apoya el modelo holístico

  • Considera que los procesos de escuchar, hablar, leer y escribir forman parte del lenguaje y por lo tanto tienen como característica común, la comunicación del significado. Estas cuatro modalidades se enriquecen mutuamente en la medida que se desarrollan y practican.

  • Menciona que el aprendizaje de la lectura y la escritura como procesos realizados sobre la base de la competencia lingüística, parte de la base de que la niña o el niño debe ser muy activa(o) durante la lectura; su conocimiento del lenguaje y sus experiencias previas le ayudarían a captar directamente el significado.

  • Se estima que las niñas y los niños son usuarios competentes del lenguaje oral. Esta competencia constituiría un recurso primario para aprender que la lectura es construcción del significado y que la escritura es producción de un mensaje significativo.

  • Postula que el niño es capaz de abstraer las reglas de funcionamiento del lenguaje  oral por el hecho de estar inmerso en él.  De la misma manera, el contacto del niño  con variados textos facilitaría el descubrimiento de las reglas que rigen el lenguaje  escrito.

  • Los niños dominarían progresivamente las distintas modalidades del lenguaje a través de su variado y permanente uso funcional en contextos naturales y significativos. Este dominio se facilita cuándo los niños utilizan el lenguaje con un propósito claro y definido.

INGRESO A TERAPIA DE LENGUAJE

Para que los niños, niñas, adolescentes, pueden ingresar a Audio Amigo a terapia de Lenguaje, se realiza una evaluación psicopedagógica (Lenguaje, conocimientos y psicológica), para saber las condiciones en que llegan y para posteriormente llevar a cabo el tratamiento terapéutico, de la cual se obtiene la impresión diagnóstica.

Para lo cual se requiere que cumplan con la edad de 3 a 18 años, control de esfínter (en caso de ser pequeños), diagnóstico médico (en caso de que lo tengan). Además se les elabora un estudio socioeconómico, el cual define la cuota de recuperación.

Para poder realizar dicha evaluación debe sacar previa cita a los siguientes teléfonos

(55) 5740 3070
(55) 5531 9499

de lunes a jueves de 3pm a 7pm y viernes de 1pm a 5pm

nuestras terapias